Poemas y Relatos. Portal de Literatura.



Alfred Nobel

El Premio Nobel de la Paz

Octubre es el mes en el que los nombres de los ganadores del Premio Nobel son dados a conocer al mundo. Se trata de personas que han demostrado ser merecedoras de tal honor, durante aquel año, por su significativa contribución en los campos de la física, la química, la medicina, la literatura y la promoción de la paz.

En 1968 se instituyó además un premio Nobel conmemorativo (Premio de Ciencias Económicas del Banco Central de Suecia), que, desde entonces, ha sido adjudicado junto con los otros cinco premios Nobel. Muchos otros premios similares son otorgados, desde luego, por otras instituciones en todo el mundo, pero los Premios Nobel han conservado su lugar único, desde que fué otorgado por primera vez en 1901.

Hay muchas razones para ello, pero, probablemente, una de las principales sea la confianza general en la amplitud de las investigaciones y deliberaciones llevadas a cabo, por personas altamente cualificadas, antes de la adjudicación de cada premio.

En su testamento de 1895, Alfred Nobel estipuló que los premios científicos y el premio de literatura debían ser otorgados por instituciones suecas. Pero la decisión concerniente al premio de la paz, la dejó a un comité nombrado por el Parlamento noruego.

Las razones por las que el sueco Alfred Nobel confió esta honorable tarea a la Asamblea Nacional noruega no son completamente claras. Noruega y Suecia habían estado unidas bajo la misma soberanía desde 1814. Sin embargo, al acercarse el fin del siglo anterior, la agitación noruega para la disolución de tal unión aumentó fuertemente.

Puede ser que Nobel, con su gesto, deseara amortiguar un conflicto que amenazaba con convertirse en catástrofe. Por otra parte, no hay nada que indique que él estuviese particularmente involucrado en esta crisis constitucional, viviendo como lo hizo la mayor parte de su vida fuera de Suecia.

Otra explicación podría ser su supuesto respeto por la labor del Storting noruego en el campo internacional: por ejemplo, su decisión de 1890 en favor del arbitraje internacional y su firme apoyo al movimiento interparlamentario.

El hecho de que el Storting noruego nombre a los cinco miembros del Comité encargado de otorgar el Premio Nobel de la Paz no implica que aquél sea el responsable de las decisiones del Comité. El Comité es un cuerpo independiente.

El anuncio de los premios despierta gran interés en todo el mundo, pero ¿cuáles son las etapas previas que conducen a ello? El derecho a proponer candidatos está limitado a las siguientes personas:

*Miembros actuales o anteriores del Comité Nobel, o miembros del Parlamento noruego.

*Miembros de las Asambleas Nacionales de los diferentes países y de sus Gobiernos, y también miembros de la Unión Interparlamentaria.

*Miembros del Tribunal Internacional de Justicia de La Haya y del Tribunal Permanente de Arbitraje.

*Miembros ejecutivos de la Oficina Internacional Permanente de la Paz.

*Miembros del Instituto de Derecho Internacional.

*Profesores universitarios, en funciones, de Derecho, Ciencias Políticas, Historia y
Filosofía.

*Personas físicas o jurídicas galardonadas con el Premio Nobel de la Paz.

Para ser válidas, las candidaturas deben ser presentadas antes del primero de febrero del año en que es otorgado el premio. Los premios de la Paz pueden ser concedidos a instituciones u organizaciones, así como a individuos.

La tarea principal del Instituto Nobel está relacionada con el trabajo preparatorio. Su director es también Secretario del Comité del Nobel, y es su responsabilidad suministrar al Comité el caudal constante de información necesaria para su tarea, tal como se especifica en los estatutos:
?La función del Instituto es seguir el desarrollo de los acontecimientos en el campo internacional, especialmente con miras a la solución pacífica de los conflictos, para poder aconsejar al Comité en lo referente a la adjudicación del premio.

Una vez que los nombres de los candidatos propuestos han sido presentados, el Director del Instituto Nobel prepara una lista que contiene los datos personales de cada candidato (recientemente el promedio de candidatos ha sido de 100 aproximadamente). En una sesión posterior del Comité será preciso obtener más información acerca de los candidatos que han quedado en la lista. Es tarea del Director, junto con los Consejeros del Instituto, obtener esta información, y aquí, la biblioteca del Instituto (abierta al público), es de gran ayuda.

Los progresos realizados son sometidos a los miembros del Comité para su consideración. Después de una serie de reuniones, el Comité toma una decisión final, usualmente en la primera mitad de octubre. Si la decisión es positiva (en varias ocasiones el premio no ha sido concedido), tanto el ganador, como la prensa y la radio, son informados inmediatamente.

La ceremonia de la concesión del premio tiene lugar siempre en la misma fecha: el 10 de diciembre. Esto es, en el aniversario de la muerte de Alfred Nobel, y tanto en Estocolmo como en Oslo, las ceremonias se celebran en esta fecha.

En otros tiempos sucedía, a veces, que los ganadores del premio no podían venir a Oslo para recibir en persona sus distinciones. Pero ahora, con la facilidad de las comunicaciones aéreas, los viajes largos ya no constituyen ningún problema y, desde 1945, prácticamente todos los ganadores del premio han estado presentes en la ceremonia de adjudicación, siempre celebrada en presencia de S.M. el Rey (quien, sin embargo, no entrega el premio, como lo hace el Rey de Suecia en Estocolmo. En Oslo esta tarea es llevada a cabo por el Presidente del Comité).

El Premio de la Paz ha sido concedido 82 veces en total (incluído el de 2001). El número de ganadores (109 en total), excede, sin embargo, al número de ceremonias para entrega del mismo. Esto se debe al hecho de que el premio en varias ocasiones ha sido otorgado conjuntamente a dos personas. En 19 ocasiones no ha habido ganador.

Estas interrupciones se deben principalmente a las dos guerras mundiales, pero también ha sucedido, con bastante frecuencia, que el Comité en tiempos más pacíficos ha sido incapaz de encontrar un candidato adecuado. Si se da la circunstancia de que un año no se concede el premio, dicho premio puede someterse de nuevo a deliberación al año siguiente, siendo pues posible repartir al mismo tiempo tanto este premio, como el que corresponde al año en curso. Si aún entonces fuera imposible encontrar un candidato adecuado, el importe del premio es transferido al fondo principal.