Poemas y Relatos. Portal de Literatura.



Alfred Nobel

 



REVIVIR EL AMOR CONYUGAL

 

Dios, en la intimidad de su
Ser perfectísimo y trascendente, "es Familia".
En Dios hay paternidad (Dios Padre);
hay filiación (Dios Hijo),
y la esencia de la familia que es el amor (Dios Espíritu Santo).
Dios es Uno por naturaleza y Trino en personas.
(Juan Pablo II)

Se rompen las familias de no amarse,
porque el amor es un cauce de vida
y una comunión de latidos crecederos
que se funden y confluyen
en un mar de transparencias.

Vivir en familia
es aprender a convivir,
y a convidarse en donación.

Roto el vínculo,
cesa la comunidad de amor,
y toma posesión, lo posesivo,
el aire de intereses,
capitalizado en desaire hacia el otro.

Tronchado el matrimonio,
se vuelve jurídico todo,
nadie se casa con nadie,
y la unión íntima de vida,
lo que ayer fue verso,
sí lo hubo, se entierra.

No importa la dote
de cuerpo y alma,
se despacha con despecho,
con el adiós del odio.

O se mantiene el verso de amor
permanente indisoluble
o no hay entrega completa nunca.
Cuando la hay, es posible resucitar
la pasión, colmarse de ternura,
reavivar y avivar los corazones.
¡Sólo la alianza renace la poesía!.



Víctor Corcoba Herrero