Poemas y Relatos. Portal de Literatura.



Alfred Nobel


 

DIRIA QUE LO QUIERO
(“No me llames poeta”, Buenos Aires, 2001.)

Diría que lo quiero,
aunque el mundo se opone,
la gente condena
y está vedado por eso que llaman equilibrio.

Diría que lo quiero,
si pudiera romper las ataduras:
respeto -el que me inspira-;
miedo de que la voz resuene en eco;
pudor en que mi pobre discurrir mueva a piedad su espíritu de luz.

Diría que lo quiero,
pese a ese límite impuesto por los hombres;
ley de lo que se debe o no se debe,
frontera imposible.
Y si la traspasara,
¿no entrevería, tal vez, esplendente aurora de vida nueva?
¿No alcanzaría, al fin, la estrella que alumbra mis noches,
a cuya claridad no oso revelarme?
¿No me acunaría ¡loado sea Dios!
el ángel de mis sueños,
ése que me falta para hermanarse con el mío?
¿No conseguiría el azul sin mácula,
mi cielo -cielo mío y suyo-,
el que Dios nos promete
allá cuando cantemos
el Himno a Su Gloria?

Diría que lo quiero,
ante todos los árbitros;
a gritos, tras la reja,
noche o día, siempre auténtica.
El, él, siempre él.
Recorre a mi lado senderos lejanos;
prueba conmigo el pan que llevo a mi boca
con unción casi eucarística
y aspira, al mismo tiempo que yo,
el aroma de la flor
que abre en mi balcón a fuerza de creársela.
Y, al despertar de las mañanas,
me inunda, como cuando niña,
disipado el pavor de la triste noche solitaria
-aquel de que mis padres hubieran podido no estar ya a mi lado-,
la alegría de saberlo conmigo.

Diría que lo quiero,
en el caminito que arrulla a la hormiga mientras columpia su carga;
en el temblor leve del ala de la mariposa;
en el casto perfil de la luna nueva;
en el haz de luz que cuela por el postigo;
en la ranita del estanque, que no habla y me comprende.

Diría que lo quiero,
simplemente.
Rindo humilde testimonio -amor que me redime-:
de rodillas digo que lo quiero.
Aunque no me siento digna.

MARILINA REBORA


 

Poemas y Relatos