Poemas y Relatos. Portal de Literatura.



Alfred Nobel

 

 

 

 

"Ave de plumaje negro,

 

"Ave de plumaje negro,
si bien de tanto esplendor,
que despreciando sus rayos,
vuestras plumas viste el sol:

"No por vuestra beldad sola
reina de las aves sois,
sino porque ministráis
armas que fulmine Amor.

"Gloria será siempre vuestra,
y dudaré cual mayor,
vestir luces a un planeta,
o prestar rayos a un Dios.

"Muchos siglos coronéis
esta dichosa región,
que cuando os mereció ave,
serafín os admiró.

"Modesta, permitid ya
que los ojos de un pastor
lo menos luciente os sufran,
examinándose en vos;

"de un pastor que, en vez de ovejas,
sigue el impulso veloz
de vuestras hermosas alas
con las de su corazón.

"¡ Cuántas veces remontada
a esfera superior,
de donde os perdía mi vista,
os cobraba mi atención!

"Solicité vuestro nido,
que hallarse apenas dejó
sobre un escollo, de quien
aprendiste el rigor

"Visítole, y si desierto
lo halla mi devoción,
cuantos juncos dejáis fríos
abraso en suspiros yo.

"Cenizas lo digan cuantas
están humeando hoy,
que humedecidas después,
aun no olvidan el calor.

"¡ Oh gloria de cuanto vuela,
envidia de cuantos son
águilas por privilegio,
por naturaleza no!

"Perdonad el aire un día,
si no merecemos dos;
que el Tajo os espera cisne,
cunado no su margen flor."

Esto Felicio cantaba
al dulce doliente son
de ninfa que ahora es caña,
de caña que ahora es voz.

LUIS DE GÓNGORA