Poemas y Relatos. Portal de Literatura.



Alfred Nobel

 

TEORÍA DE LA CADENA DE BICICLETA"

Para cada situación de la vida se han de dar unoscomponentes que la consoliden de forma adecuada.

De este modo el vendedor ha de tener de su espacioadecuado para la venta, el género o mercancíaapropiada y del cliente que tenga necesidad delproducto a vender.
En el mundo de la bioética se habla de voluntad, capacidad, autonomía, conocimiento...

Voluntad en cuanto a facultad de decisión libre y no condicionada.
Capacidad en cuanto a cualidad en el poder de decisión, en cuanto capacitación de decisión, en
cuanto a potestad de ejercicio del derecho de elección.
Autonomía en cuanto a la acción libre y sin
cortapisas de la elección,
como ejercicio de elección
sin menoscabo por connotaciones
de ningún tipo.
El conocimiento del hecho científico ha de ser lo más
adecuado posible, adecuado en cuanto a comprensible
por el sujeto a realizar la elección,
adecuado en palabras, formas y explicación del conocimiento.
Únicamente podemos conocer cuando tenemos conciencia
de haber entendido correctamente todo lo que nos ha de ser inherente al proceso del acto médico o del acto
por el que debemos de dar un consentimiento o realizar
una elección.
Todos estos procesos, voluntad, capacidad, autonomía,
conocimiento forman como el engranaje de una bicicleta, si se dan correctamente el engranaje funciona y la cadena de la bicicleta se desliza
suavemente, pero si falla alguno de ellos,
si por falta de voluntad, capacidad, autonomía o conocimiento
se realiza el acto médico,
la cadena salta, el acto a realizar se carga de vicios por no estar adecuado a la
voluntad, capacidad, autonomía o conocimiento de la persona, entonces el acto médico va en contra del
proceso ético o del buen hacer médico y la cadena de bicicleta salta, la bicicleta no avanza y se anula la
libertad de actuación del sujeto y el buen hacer de la ciencia.
Ahora entendamos nuestra vida como una bicicleta, y en nuestra vida, para nuestras cosas, lo que nos concierne, deberemos de ser consultados e informados
de una manera correcta y adecuada a fin de que comprendamos lo que se va a hacer con nuestras piezas.

Ángel Rened.