Poemas y Relatos. Portal de Literatura.



Alfred Nobel

 

LETANÍAS DE SATÁN
Charles Baudelaire

 

Oh tú, el ángel más bello y asimismo
el más sabio.

Dios privado de suerte y ayuno de alabanzas,

¡Oh Satán ten piedad de mi larga miseria!

Príncipe del exilio, a quien perjudicaron,y que,
vencido, aún te alzas con más fuerza,

¡Oh Satán ten piedad de mi larga miseria!

Tú que todo lo sabes, oh gran rey subterráneo,

familiar curandero de la angustia del hombre,

¡Oh Satán ten piedad de mi larga miseria!

Tú que incluso al leproso y a los parias más bajos
solo por amor muestras el gusto del Edén,

¡Oh Satán ten piedad de mi larga miseria!

Oh tú que de la muerte, 
tu vieja y firme amante, engendras
la Esperanza- ¡esa adorable loca!

¡Oh Satán ten piedad de mi larga miseria!

Tú que das al proscrito esa altiva mirada

que en torno del cadalso condena a un pueblo entero

¡Oh Satán ten piedad de mi larga miseria! Tú,
que en el corazón de las putas enciendes el culto
por las llagas y el amor a los trapos

¡Oh Satán ten piedad de mi larga miseria!

Báculo de exiliados, lámpara de inventores,

confidente de ahorcados y de conspiradores,

¡Oh Satán ten piedad de mi larga miseria!

Padre adoptivos de aquellos que, en su cólera,

del paraíso terrestre arrojó Dios un día,

¡Oh Satán ten piedad de mi larga miseria!

Oración

Gloria y loor a ti, Satán, en las alturas del cielo donde reinas y en las profundidades del infierno en el que sueñas, vencido y silencioso, haz de mi alma, bajo el Árbol de la Ciencia, cerca de ti repose, cuando, sobre tu frente, como una Iglesia nueva sus ramajes expandan.