Poemas y Relatos. Portal de Literatura.



Alfred Nobel


 

EMILIO PACHECO
PREMIO CERVANTES 2009

 

Emilio Pacheco, recibe El Premio Cervantes, en Alcalá de Henares, tierra natal de Miguel Cervantes Saavedra,

El poeta mexicano José Emilio Pacheco dijo que "casi todos los escritores somos, a querer o no, miembros de una orden mendicante". Y señala a Cervantes, autor de "El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha", como "víctima ejemplar de este orden injusto". Sin embargo, el tiempo se ha encargado de inmortalizar su nombre y su obra, aunque son los editores y los libreros, como todo intermediario, en este caso entre escritor y lector, quienes echan sobre sus hombros el botín. La gran victoria de Cervantes, dice el poeta mexicano, es, "extracronológicamente, su gran victoria de Lepanto: El Quijote es la más alta ocasión que han visto los siglos de la lengua española". Al final de su discurso Pacheco aboga por la lectura de las aventuras del caballero de La Mancha porque "en medio de la catástrofe, al centro del horror que nos cerca por todas partes, siguen en pie, y hoy como nunca son capaces de darnos respuestas, el misterio y la gloria del Quijote". Pero quizá eso de leer obras como "El Quijote", en esta era de Internet y telefonía móvil, y donde predomina lo "light", aún en la literatura, sea una utopía. Esa orden mendicante a la que se refiere Pacheco se enfrenta cada día a la palabra y escribe la historia de su patria usando como herramientas la poesía, la narrativa o el teatro. Persisten en su oficio, aunque la casta de buenos lectores desaparece y crece una sociedad ignorante y temerosa de adentrarse, a través de la lectura, en el universo de la literatura. ¿Quién es responsable por la poca motivación para ejercitarse en la lectura? ¿La escuela? ¿El hogar? ¿Los medios?

Pero esa orden mendicante de escritores es terca y persistente. En Honduras uno de sus miembros es Roberto Sosa, vate que casi en el anonimato de su patria cumplió 80 años de vida el pasado 18 de abril.