Poemas y Relatos. Portal de Literatura.



Alfred Nobel

 

 

El fenómeno Harry Potter

De todos es de sobra conocido el fenómeno Harry Potter. Sí, esas pelis y esos libros de los cuales yo sólo he visto el primer film. Y la verdad, fue una de esas pelis que vas obligado por las mujeres del grupo y en la que ninguno de los chicos, excepto uno que luego se arrepintió, quería verla. A mi no me gustó y decidí no ver ninguna más, pero viendo los tremendos posts de Noel, que es capaz de hacerte aficionado a sus aficiones sólo por su manera de expresarlas con un entusiasmo desbordante, estoy a punto de darle otra oportunidad y todo. ¿Qué tendrá este Harry? ¿Y su amiga la maga?

A mí me cuesta encontrarle el gusto a esta historia. Además, Harry Potter, con esa carita de bueno que tiene y esa pinta de chico gentil y amable que ayuda a los más desfavorecidos resulta que es un tipo bien malote. Me explico. De todos es sabido que Harry Potter tiene cinco libros, esos cinco libros están repletos de unas hojas. Vamos, de un montonazo de hojas, que son unos tochos bien gordos. Y vende millones de libros en todo el mundo. ¿No tendrá culpa de la deforestación del Amazonas? ¿A qué ritmo de ventas continuará aguantando la industria papelera? Si sigue así, en un par de años ya no hay árboles. A no ser que vayas a este link...

El caso es que Harry Potter es un aprendiz de mago, aunque supongo que en estas últimas ya será todo un mago hecho y derecho con pelo en el pecho. Ya le habrá cambiado la voz y todo, que se ha hecho mayor y es adolescente. Harry tiene las pintas del típico empollón, y el chico es listo, pero se mete en unas aventuras... Que ni te imaginas. Monstruos por allí, monstruos por allá, un espejo en el que salen sus padres porque es lo que más desea... Que cuando vimos la película vimos que no era realista, lo que más deseaba ver Harry era su amiguita en tanga, pero como era una peli para niños no podían poner sus pensamientos reales.

Tenía muchos trucos disponibles que hacía con su varita, hasta tenía una capa para convertirse en invisible. ¿Quién no querría una como esa para su vida cotidiana? ¿La utilizaríais como Harry Potter para desvelar quien es el conspirador de la escuela de magos? Seguramente no. Ya sé en lo qué pensáis pillines, y pillinas. Pero esta peli, recordad, es para niños.

Además Harry tenía un amiguito que casi muere en el tablero de ajedrez gigante, pero como digo, no estoy puesto en la historia, al igual al chaval ya se lo han cargado y no lo sé. Ya hay cuatro pelis, así que contando con la última me he perdido tres. Si pretendo ponerme al día debería ver las dos pelis anteriores antes de ver la de El cáliz del fuego. ¿Podría aguantar mi cuerpo tanta dosis de magia? ¿O por el contrario sería mejor ver algún truco de Copperfield? ¿Se conocerán entre ellos? Dudas y más dudas.

FUENTE: elmundoestaloco.blogspot.com/2005/11/el-fenmeno-harry-potter.html