Poemas y Relatos. Portal de Literatura.



Alfred Nobel

 

 

MI PERRO Y MADONNA
FRANCISCO Dancausa

(31/05/2006)

Mi perro se llama Dandy , es un westy blanco como la virginidad y más elegante que un as de picas, en cuya infinita mirada se desagua pura la bondad del universo.
A veces, amplio de confianza se presenta en mi despacho y con sinceridad samaritana me observa, esperando, al menor signo de auxilio, poder lamer la heridas que mi condición humana ajirona en mi alma.
Siempre suelo dispensarle con una mirada de náufrago que él acoge como una provocación amorosa que materializa instantáneamente con un mimoso ladrido que no cesa hasta que mis manos no bendicen de cariño su testuz.
No obstante, el otro día cuando vino a presentarme la eterna buena nueva de nuestra amistad, mi mirada no se cruzó con la suya. Andaba mi espíritu inmerso en los rigores existenciales de un poemario de Antonio Machado. Asaeteado de versos, fui sonámbulo a buscar ese café que nos edulcora el ánimo.
Cuando estaba a punto de darle el primer sorbo, un extraño sonido llegó desde mi escritorio: unas hojas de papel se rasgaban.
Si no llega a ser porque la única presencia humana en mi oficina era la mía no me hubiera asustado tanto. Nunca pensé que el rasgado del papel sonara a inteligencia humanoide.
Cuando entré en mi despacho para desentrañar el enigma mi sorpresa fue mayúscula: Dandy , entre lamidas y mordiscos afectuosos, había destrozado el ejemplar de Poesías Completas de Machado. Aun intentando amar lo mismo que su dueño, él nunca sabrá lo qué es la poesía ni que no depende del papel porque es eterna como el espíritu que le da vida.
La cantante Madonna , recientemente en un concierto utilizaba el símbolo cristiano de la cruz para simular su propia crucifixión. Aunque perverso, pudiera parecer inteligente. Sin embargo sólo es una animalada más de las de este siglo; eso sí, sin el amor que en ellas pone mi perrito.